Archivo de la etiqueta: Nicolas Bourriaud

Definiciones entre el arte, lo estético, lo relacional y los nuevos medios. (Marco teórico)

arte relacional

Por: Clara Lopera y Catalina Salinas

EL ARTE

Del Arte se ha podido hablar de todo, que es algo, que no es nada, que lo es todo, especialmente cuando se dio ese paso entre un arte tradicionalista desde los métodos y las ideas a podría llamarse un arte moderno o contemporáneo que surge a partir del siglo XX con personas como Duchamp, sólo por mencionar a uno de los tantos que permitió romper con este esquema ortodoxo de ver el arte y sus bases.

Uno de los historiadores más respetados del siglo XXI, Ernst Gombrich en su libro “La Historia del arte” decía:

“No existe, realmente, el Arte. Tan sólo hay artistas. Estos eran en otros tiempos hombres que cogían tierra coloreada y dibujaban toscamente las formas de un bisonte sobre las paredes de una cueva; hoy, compran sus colores y trazan carteles para las estaciones del metro. Entre unos y otros, han hecho muchas cosas los artistas. No hay ningún mal en llamar arte a todas estas actividades, mientras tengamos en cuenta que tal palabra puede significar muchas cosas distintas, en épocas y lugares diversos, y mientras advirtamos que el Arte, escrita la palabra con A mayúscula tiene por esencia que ser un fantasma y un ídolo. Podéis abrumar a un artista diciéndole que lo que acaba de realizar acaso sea muy bueno a su manera, sólo que no es Arte. Y podéis llenar de confusión a alguien que atesore cuadros, asegurándole que lo que le gustó en ellos no fue precisamente Arte, sino algo distinto.”

Y no es algo que él en 1997 (año de la publicación de “La historia del arte”), apareciese de la nada, Arthur Danto unos años atrás ya había dicho algo encaminado hacia lo mismo:

“El mundo del arte parece haber perdido actualmente toda dirección histórica, y cabe preguntarse si se trata de un fenómeno temporal y el arte retomará el camino de la historia, o si esta condición desestructurada es su futuro: una especie de entropía cultural. De ser así, da igual lo que venga, porque el concepto de «arte» se habrá agotado internamente.”

Es así como aparece una figura del arte, desestructurada, demasiado abierta, poco concisa, y principalmente sin límites, Umberto Eco en la introducción de su ensayo “La definición del arte” nos brinda una idea tal vez más discutida pero más clara para nosotros en este caso:

«La solución ideal del arte como visión, opone un concepto de arte como forma, en el que el término forma significa organismo, formación del carácter físico, que vive una vida autónoma. El arte se define en cuanto a la intencionalidad. El artista vive en la obra como residuo concreto.

La obra de arte pone de manifiesto en su totalidad la personalidad y espiritualidad originales del artes, denunciadas, antes que por el tema y el argumento, por el modo personalísimo y único que ha evidenciado al formarla. Interpretar consiste en situarse en el punto de vista del creador, en recorrer de nuevo su labor hecha de intentos e interrogantes frente al material…

…La obra vive sólo en las interpretaciones que de ella se hacen. Para que exista obra es necesaria una perfección de trazado y una singularidad de tono que sólo puede atribuirse a la intervención consciente de un autor. Todo intento serio de interpretación, dictado por el espíritu vivo del presente, profundiza y extiende el sentido de la obra. El arte que crea su cosmos se hace naturaleza.”

LA ESTÉTICA

 De todo lo anterior podríamos decir a grandes rasgos que el arte es entonces un estado de encuentro, y entre todos (espectadores, críticos y artistas) construímos una versión de la estética. Debemos entender lo estético desde la filosofía como eso que despierta en el ser humano una sensación especial de agrado, potenciación expresiva y distensión adherente hacia el entorno, puede definirse entonces como la ciencia de lo estéticamente relevante, todo esto para evitar el riesgo de ver lo bello de modo restringido excesivamente.

Nicolas Bourriaud, habla de su característica especial de aparecer sólo en los humanos, la define como ”una noción que distingue a la humanidad de las demás especies animales. Enterrar a sus muertos, reír, suicidarse, no son más que los corolarios de una institución fundamental, la de la vida como forma estética, marcada por ritos, puesta en forma.”

Umberto Eco habló de la experiencia estética, que aparece entre los límites del arte y la estética, y de cómo el hombre percibe dentro de sí las emociones que logran despertar dentro de él, el arte, la vida y la naturaleza:

“La pura experiencia estética es propia de aquellos que poseen innato el conocimiento de la belleza ideal; conocida por intuición, en éxtasis intelectual, sin acompañamiento de intelección, al nivel más elevado del ser consciente…Toda imagen estética está superada por las imágenes posibles que suscita, que abre. Sin embargo, no podría manifestarse ningún desvarío, porque la experiencia tiene lugar sobre y en el objeto. La belleza en la obra se produce como participación en una cualidad transcendental o en algo que no puede hacerse. Si la intuición estética es solamente la intención intelectual que se ha hecho objetiva, es fácil comprender que el arte es el único verdadero y eterno órgano, y, al mismo tiempo, documento de filosofía. La verdadera construcción del arte es exposición de sus formas como formas de las cosas, tal como son en sí mismas o en el absoluto. Por consiguiente también las formas del arte, al ser formas de cosas bellas, son formas de las cosas tal como son en Dios y como son en sí, y puesto que toda construcción es exposición de las cosas en el absoluto, la construcción del arte en particular es exposición de sus formas como formas de las cosas, tal como estas son en el absoluto. Es decir, el arte se presenta como exposición real de las formas de las cosas tal como son en sí, y, por consiguiente, de las formas de los prototipos.»

LO RELACIONAL

Tomando a Bourriaud como una de las bases teóricas de nuestra investigación, y siendo consecuentes con los dos temas anteriores, nos enfrentamos a un nuevo término, fundamental es nuestra idea: Relacional. Que tiene dos diferentes significados, desde el arte y desde la estética.

Desde el arte equivaldría a “ Conjunto de prácticas artísticas que toman como punto de partida teórico y práctico el conjunto de las relaciones humanas y su contexto social, más que un espacio autónomo y privativo.”

Y desde la estética como “Teoría estética que consiste en juzgar las obras de arte en función de las relaciones humanas que figuran, producen o suscitan.”

La idea de lo relacional parte de las relaciones humanas que no son instintivas y nacen desde que el hombre se hace consciente de que hace parte de una comunidad o un colectivo, puede ser temporal o constante y que conectándose directamente con el arte, permite un espacio para la creación.

Acá podemos ver a Bourriaud hablando un poco más de su teoría estética:

LOS NUEVOS MEDIOS

En primera Instancia, ¿qué son los nuevos medios?, se refieren en primera instancia a los medios de comunicación, que según la real academia de la lengua se define como el órgano destinado a la información pública. A lo largo del S.XX y XIX han ido mutando y desarrollándose a gran velocidad gracias a la aparición de dos nuevas tecnologías : los satélites y el internet. Aunque los medios de comunicación incluye los periódicos, la televisión, la radio, las páginas Web y hasta los telegramas, nos centraremos específicamente en aquellas nuevas formas de comunicación que hacen parte de los medios digitales, que son aquellos que se componen de audio, video o imágenes que han sido codificados, lo cual implica una digitalización del archivo para poder ser compartido y manipulado en redes informáticas y otros equipos. Los nuevos medios funcionan bajo una lógica de inmediatez,  cada que avanza la tecnología las velocidades en los medios aumentan, haciendo que la espera sea menor y creando nuevas lógicas y dinámicas.

Según Jay D. Bolter y Richard Grusin dos son las lógicas que coexisten en el panorama actual de los medios digitales, que aunque son contradictorias dependen mutuamente, la Inmediación (Immediacy) y la hipermediación (hypermediacy). La “immediacyes” es  un estilo visual que busca que el espectador se olvide del medio, para así traer el objeto representado a la realidad. La hipermediación , por su parte es un estilo visual de representación en el que se le recuerda al espectador la existencia del medio.

En el desarrollo de los nuevos medios encontramos una palabra vital para estos: La interacción:

Según la Rae interacción es la acción que se ejerce recíprocamente entre dos o más objetos, agentes, fuerzas, funciones.

La comunicación se fundamenta en la interacción, pues el hablar o comunicarse es una acción reciproca entre dos seres humanos. La interacción, puede ser pasiva o activa. Pasiva en el sentido que al pensar en un objeto, estamos interactuando con él, o en el arte, al mirar una obra e interpretarla hay una interacción entre el espectador y la obra, o el autor. La interacción activa habla de una participación “física”, de una acción reciproca visible.

Para Erving Goffman, sociólogo, toda interacción es un ritual y “el ritual es parte constitutiva de la vida diaria del ser humano: la urdimbre de la vida cotidiana está conformada por ritualizaciones que ordenan nuestros actos y gestos corporales, los “rituales aparecen como cultura encarnada”, cuya expresión es el dominio del gesto, de la manifestación de las emociones y la capacidad para presentar actuaciones convincentes ante otros.”

La interacción de la que hablamos ( y que concebimos) es una interacción activa, ya sea física o virtual a través de la unión hombre-maquina-hombre, pues el objeto revelado a través de una interfaz digital es generado en ultima instancia por un humano, y el espectador al interactuar con este objeto virtual ( maquina) indirectamente interactúa con su creador.  No esta concebido desde el punto de vista de la navegación, sino “interacción con aquellos comportamientos fruto de la interacción de sus componentes propio de los procesos emergentes.” (pag.27) (Net.Art, prácticas estéticas y políticas en la red)

Es así como por medio de este aparece el Arte interactivo:

“aquel que, de una forma u otra, ejerce alguna acción en el espectador, y recíprocamente éste en ella.” Esté termino esta sesgado a una participación “física” del espectador. Interactivo es usado entonces para  enfatizar la presencia de un espectador pasivo frente a un espectador o sujeto activo.

“La novedad del arte interactivo,  generado a través de nuevas tecnologías, reside en la posibilidad del dialogo y el contacto hombre-máquina, que se permite a través de una interfaz.” (pag.47) (Net.Art, prácticas estéticas y políticas en la red)

Y como un último término importante en el desarrollo de la interacción y los nuevos medios, queremos darle un especial protagonismo a la Interfaz. Que etimológicamente es superficie de contacto, forma un punto de contacto entre dos objetos o sistemas… de naturaleza distinta , así nuestros ojos y sentidos serian la interfaz que nos conecta con el mundo exterior. en el contexto en el que estamos hablando interfaz seria aquello que nos permite comunicar o interactuar con la máquina y por consiguiente (en algunos casos) con los otros seres humanos. Interfaz sería la forma de conectar el binomio hombre – maquina u hombre – hombre, el mediador entre el hombre y la máquina.  “Existen entonces tantos mundos como interfaces, las distintas interfaces nos proporcionan acceso a otros mundos así como marcan los niveles de inmersión”(pág. 57) (Net.Art, prácticas estéticas y políticas en la red)

 

BIBLIOGRAFÍA:

– Gombrich, E.H., La historia del arte, Editoral Debate 1997

– Arthur Danto, “El final del arte”, en El Paseante, 1995

– Eco, Umberto. La definición del arte. Ed. Martínez Roca. Barcelona, 1970.

– BOURRIAUD, Nicolas. Estética relacional. Cordoba, Adriana hidalgo editora, 2008.

 -Biblioteca Windows: http://technet.microsoft.com/es-es/library/what-is-digital-media-2.aspx

– Román Gubern, La nueva amalgama intermedial, Revista Signo y pensamiento. Vol. 24, N\ 47, 2005

 BOLTER, Jay David. GRUSIN, Richard. Remediation. Cambridge, The MIT press, 2000

– Erving Goffman: microinteracción y espacio social: http://148.206.107.15/biblioteca_digital/articulos/12-538-7672cal.pdf

– BAIGORRI, Laura. CILLERUELO, Lourdes. Net.Art, prácticas estéticas y políticas en la red. Barcelona, Brumaria , 2006.

 

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , ,

¿Cómo la utilización de los nuevos medios en el arte interactivo generan estéticas relacionales ?

Por: Clara Lopera y Catalina Salinas

En un mundo contemporáneo en donde los nuevos panoramas y contextos cercanos nos permiten ser cada vez más individualistas, prescindir de la compañía del otro, trabajar desde nuestra casa, escuchar música desde nuestros audífonos, e incluso estar al lado del otro pero enfocados en nuestro dispositivo móvil, son nuevos paisajes basados en un mismo concepto: independencia, pero no son sólo los nuevos medios, es toda una tendencia generalizada y actual que nos da la oportunidad de disfrutar las cosas solos, cuánto y cuándo lo queramos; sin embargo, hay algo que nunca está lejos, está con nosotros siempre a través de ellos: los nuevos medios.
El doctor ruso Lev Manovich, artista, teórico y crítico especialista en nuevos medios, identifica a los nuevos medios como aquellos que hacen uso de herramientas digitales como computadoras o dispositivos más que para su producción, para su distribución y exhibición. A partir de estas experiencias con los nuevos medios y la sociedad, los artistas a través de los años han empezado a pensar en cómo estos pueden generar lazos, planteando proyectos que enlacen al espectador, a la obra, y al espectador de al lado, esto no sólo nos permite tener una experiencia artística, nos permite crearla con el otro en un estado de encuentro, una experiencia estética. El arte nos cuestiona, nos piensa y nos une.
Es así como se empiezan a aparecer términos nuevos en nuestro recorrido por los nuevos medios y el arte, como el arte relacional, el compartir con el otro, el interactuar por medio de la obra con el otro.
El arte relacional es, para Bourriaud:

“un conjunto de prácticas artísticas que toman como punto de partida teórico y práctico el conjunto de las relaciones humanas y su contexto social, más que un espacio autónomo y privativo”.

En este marco se define entonces la estética relacional como una
“teoría estética que consiste en juzgar las obras de arte en función de las relaciones humanas que figuran, producen o suscitan”.

El arte visto desde un punto de vista relacional sería “un estado de encuentro” y así la experiencia estética es una reunión tanto con el mundo que nos rodea como con los demás seres humanos.
Se reúne entonces en esta línea de pensamiento, la idea de una obra abierta, de una estética de la proximidad y de un arte de la continuidad. Hay que entender que para Bourriaud esta concepción estética , que es generadora de una forma relacional, es animada por la situación contemporánea y la relación con la modernidad, no explícitamente por la condición existencial del hombre. No es porque el hombre por esencia se siente solo, si no que responde a la necesidad de recuperar la interacciones sociales reducidas por una comunidad pasiva contemporánea. Se reaviva el deseo de compartir con el otro, con un sujeto próximo, pero a través de nuevos lenguajes para que la practica artística, reducida a la urbe pueda ser pensada desde otro escenario. Es por esto que el arte relacional no es una teoría sobre el arte (Bourriaud), éste se inscribe en una trama social. No es buscar lo bello, ni inscribirse en la historia del arte para la perpetuidad, es construirse desde la intersubjetividad, que el arte me mire y que yo mire al arte y así construir reciprocidad, conmigo mismo y con el otro. Es compartir un momento, un instante con el otro de donde permite el nacimiento de una interactividad.

En la obra Access de Marie Sester, una instalación de arte interactivo, notamos como sin la presencia de las personas, la obra no existe, se construye bajo la idea básica de la interactividad, el sujeto interactúa con la obra y con otros espectadores mientras estos le observan, esto se convierte así en una interacción recíproca, un contacto entre los tres factores determinantes.

Encontramos este artículo que creemos que puede abrirles más la mente sobre las dimensiones del arte interactivo:

http://athestyleguide.com/arte-tecnologia-una-innovadora-forma-de-expresar/

En conclusión, la unión máquina- arte ha permitido crear nuevas experiencias que construyen lazos entre el sujeto y el objeto promulgador de los nuevos medios, y entre sujeto-sujeto, lazos que crean nuevas experiencias. Estas experiencias pueden ser vividas por el hombre de forma diferente puesto que ha creado nuevos lenguajes, a través de imágenes, links, gifs, todo creado para los nuevos medios que nos permite comunicarnos de formas diferentes a la antigüedad, y que por medio de estas nuevas interfaces y así mismo contextos, rompiendo con los esquemas del ser humano solitario e individualista pero inicialmente apoyándose en el arte que genera estados de encuentro entre las personas en un siglo que trae como premisa el “individualismo”.

Fuentes: 

1. https://contactzones.cit.cornell.edu/artists/esp_manovich.html
2. BOURRIAUD, Nicolas. Estética relacional. Cordoba, Adriana hidalgo editora, 2008.

Etiquetado , ,
Anuncios