Archivo de la categoría: libros impresos

¿Cómo se están diseñando los ebooks en la actualidad?

Por Jhenny Pérez Catelblanco
Palabras claves: Ebooks, libros impresos, portada, tipografía, diseño, formatos, lector tradicional, imagenes, Amazon, experiencia, maquetación, diagramación, interfaz.
En el artículo pasado “otra manera de leer con libros electrónicos” mencioné la experiencia de leer libros a través de medios digitales y el crecimiento positivo de lectores de este tipo de libros, también concluí formulando la pregunta ¿Cuál es la mejor manera de leer libros digitales?.
Para responder a este interrogante  es necesario conocer cómo se están diseñando estos libros en la actualidad y es justamente de lo que se tratará este artículo.
Los libros tradicionales impresos siguen siendo potencialmente los más vendidos y más leídos actualmente, si bien se evidencia el crecimiento de lectores para ebooks, un libro digital no deja de ser un libro y por ello es indispensable comenzar a reconocerlo como tal, pero con sus propias reglas de diseño que por supuesto serán diferentes a las reglas editoriales que actualmente conocemos para los libros tradicionales impresos.
El diseño editorial actual de los libros impresos alcanza niveles altos de calidad en el diseño, las reglas están firmemente definidas, desde el sustrato de la hoja donde se imprimen los textos hasta la tipografía y disposición de sus elementos. Es claro que los ebooks son casi lo opuesto al concepto que se tiene del libro impreso, sin embargo, siguen teniendo el mismo objetivo en común, darles que leer a los lectores. Es importante tener en cuenta que un libro impreso antes de ser impreso es digital y no precisamente es la situación ecológica actual la que ha impulsado el surgimiento de los libros digitales, es la acelerada aparición de dispositivos dispuestos a ejecutar múltiples actividades como la de lectores de libros.
Los ebooks que conocemos actualmente, también reúnen su propio diseño editorial y sus métodos de visualización como interfaz para el lector, lo cuales mencionaré a continuación y que no necesariamente son la única alternativa ni a mejor o peor manera de diseñarlos.
Me tome la tarea de descargar algunos ebooks de la tienda de Amazon y observar los elementos de diseño más característicos, se encontró:
-Los libros electrónicos en general se exhiben a través de portadas ya sea ilustradas o tipográficas que bien se asemejan a la portadas tradicionales.
La mayoría de libros cuentan con el prólogo, generalmente las versiones gratis de muestra no lo tienen.
-Los libros tienen un sistema de índice que funciona con enlaces que  llevan al capítulo o la sección del libro que el lector elija.
 En su gran mayoría los libros no presentan imágenes cuando se trata de libros para adulto, en el caso de libros infantiles son muy pocos los que se encuentran debidamente ilustrados o representados través de imágenes para niños,
 Algunos libros que fueron sacados de fuentes no confiables, mostraban enlaces de color azul al final de la obra,.
 Se encontró gran variedad de formatos de lectura de los cuales 5 sobresalen y son usados con mayor frecuencia por el lector en una lista de casi 10 o más formatos que existen, entre ellos encontramos mobi, ePUB, txt, pdf y HTML.
 Desde el puno de vista del lector, son pocos los que reconocen el formato que reproduce el dispositivo que tienen para poder leer su libro.
 La mayoría de libros en general usan tipografías modernas antiguas (con serif como la times New Roman) son muy pocos los que usan tipografías san serif o tiporafías de google para web como la verdana.
 Haciendo una lectura mecánica se pudo encontrar que los contenidos (información textual, imágenes) forman un tono monocromático de grandes bloques de texto.
Se cuentan entre 10 (diez) y 12 (doce) palabras máximas en las líneas de texto.
Las fuentes presentan un puntaje(tamaño del carácter o letra) que generalmente mantienen esta estructura: títulos 22pt, subtítulos 18, subtítulos de nivel tres 16pt, párrafos de textos corridos 13pt.
-Desde mi percepción como diseñadora la maquinación de los ebboks evidencia la poca relevancia e inversión en el diseño, no hay una legibilidad estratégica, tampoco una distribución dinámica de los elementos, la disposición de los textos es tan semejante a la de los libros tradicionales.
No se observan entradillas, ni destacados.
 El tamaño estándar de un libro oscila entre un A5 y un A4 (de una novela de bolsillo a un cuaderno de texto escolar).
Los potenciales lectores de estos libros, en su mayoría tienden a ser el lector tradicional de libros impresos, sin embargo, las ventajas que ellos encuentran son su bajo costo, la comodidad a la hora de leer , la facilidad de llevar y cargar los textos, por otro lado sus desventajas incurren en el mal diseño y maquetación, de lo cual estoy en completo acuerdo; tuve la oportunidad de descargar el libro Madame Bovary (edición kindle, Amazon) su versión gratuita es un adelanto sin costo de la obra que no tiene la versión completa del libro, la versión era imperfecta, el error más repetitivo y notorio era la conjunción “e” que aparece a menudo sustituida por la conjunción “a”. Por ejemplo: “Emma era frívola a indolente.” 

Siendo consciente de que solo es una edición de muestra la cual le da una idea del libro a los lectores, opino que no es la mejor manera de venderlo a un lector que por supuesto tiene mayores capacidades de lectura, en una medida muy probable el lector no estaría dispuesto a comprarla.
Los usuarios de libros desean leer en libros digitales, pero para esto es necesario que la necesidad de diseño que requieren estos libros sea atendida. Por otro lado, El ritual de adquirir un libro es una experiencia  que bebe ser motivadora, la interfaz de Amazon por ejemplo, es confusa, desagradable, poco cálida y muy desorganizada, tacmpoco tienen una ficha técnica suficientemente buena.
La digitalización no debe ser vista como una simple conversión de archivos, el diseño debe pasar a ser relevante a la hora de crear un ebook, la tecnología no puede ser la excusa para olvidar que las reglas de diseño pueden ofrecer una mejor experiencia a la hora de leer.
Bibliografía

Anexos


Imagen 1: Biblioteca de ebooks, Amazon




Imagen 2: interior libro electrónico.


Imagen 3: Interfaz que soporta los ebooks. Sitio Amazon


OTRA MANERA DE LEER CON LIBROS ELECTRÓNICOS


 Autora: Jhenny Paola Pérez Castelblanco.

Palabras claves: Leer, libros, libros impresos, dispositivos, libros electrónicos, ebooks, digital, aplicaciones, lectores, diseñar.

La actividad en el mundo editorial nos muestra un pequeño salto a la hora de leer, ya no solo encontramos el lector tradicional que lee libros impresos en papel, ahora encontramos un nuevo grupo de lectores que prefiere leer digital; esto se debe a la aparición de dispositivos que nos ofrecen en gran medida la posibilidad de leer de otra manera, con sus propias características, ventajas y desventajas.
Los denominados ebooks, también conocidos como libros electrónicos, son una versión digital de los libros impresos en papel, su función inicial es la misma, brindar a los lectores un forma de leer, no necesariamente diferente a la tradicional, por el contrario, intenta ofrecernos una experiencia lo más fiel posible a la lectura tradicional, sin embargo, las características especificas de estos nuevos medios ofrecen a los lectores una experiencia totalmente nueva a la hora de leer.

Cuando nos referimos a dispositivos digitales para leer, podemos imaginar muchos tipos como el computador, un celular, inclusive hasta un televisor, esta manera de entenderlo es correcta, puesto que hace parte de su origen, sin embargo, la intención real de este tipo de dispositivos es la de ofrecer un medio electrónico específico que se asemeje a los libros tradicionales y ofrezca una manera apropiada, cómoda y usable al lector, es por esto que se hablan de ebooks como dispositivos específicos que tiene por objeto brindar una función exclusiva para actividades de  lectura y edición.

En la actualidad, las tiendas virtuales han incluido la venta de ebooks como un elemento que hace parte de una sola categoría, este espacio reafirma que los ebooks  ocupan un lugar importante y que hay lectores dispuestos a leerlos, no obstante para quienes hacen parte de su diseño, han comenzado a pensar la mejor manera de presentarlo a los lectores como medios con ventajas ergonómicas para la lectura. Por ejemplo, ya se habla de tintas electrónicas o e-paper (electronic paper, en español papel electrónico) pensadas para no cansar la vista y poder leer incluso con luz del sol; libros con formatos específicos que facilitan la legibilidad por medidas similares a libros impresos, también han comenzado a implementarse aplicaciones que ayudan a  la lectura de los libros como los conocidos Kindle que se especializan específicamente para este tipo de tareas de lectura. Este tipo de aplicaciones también se le conoce como ebooks o  e-readers (Electronic Readers, en español lectores electrónicos), es decir, cuando hablamos de ebooks nos podemos referir tanto al libro electrónico como al dispositivo para leer el libro, el lector de libros se encarga de leer formatos específicos como: pdf, doc y docx, html, entre otros.

El crecimiento de lectores es lento, sin embargo asciende. En España, la cantidad de lectores de libros alcanza un 63% de la población en 2012, de los cuales, el 11.7% de los mayores de 14 años y el 13.1% de los menores de 13 años son lectores de ebooks,  lo cual se debe a la adquisición acelerada de dispositivos electrónicos como celulares, iphones, ipads, tablets, agendas digitales, entre otros, este avance ha permitido  despertar el interés en tiendas virtuales para la venta de libros electrónicos y los mismos usuarios cuando adquieren un dispositivo.
Debido al aumento en las ventas, participación de mercado de los ebooks, cantidad de libros que solo salen en formato electrónico, entre otros, ya es una preocupación la forma y el diseño como se presenta al lector el libro electrónico. Son muchas las oportunidades de mejora que tiene el diseño actual de ebooks y a lo cual le hacen falta estudios que se enfoquen asertivamente en el diseño, la pregunta a resolver será ¿Cual es la mejor manera de diseñar un buen libro electrónico?


Bibliografía
Lebert, M. (2010). El libro digital (1971-2010). Toronto: Project Gutenberg eBook.

Anexos
 

Imágen 1: Libo Electrónico Kindle.                            Imágen 2. Dispositivos Electrónicos.