Archivo de la categoría: Fashion Film

LA FOTOGRAFIA EN MOVIMIENTO Y EL FUTURO DE LA PUBLICIDAD AUDIOVISUAL
Por: Romario Moreno Calderón
En este texto se examinan las características del Still in Motion,  y sus posibilidades de adaptarse en las campañas de publicidad audiovisual de industrias diferentes a ella.  El Still in Motion es conceptualizado según sus creadores, como una técnica. Se deriva de los procedimientos creativos utilizados en el género del Fashion Film, y adapta procedimientos técnicos y creativos propios de la fotografía. El Fashion Film y la fotografía tienen ya una larga trayectoria en la industria de la moda. Se expone cómo el Still in Motion permite combinar las ventajas de la fotografía y el Fashion Film para llegar de mejor manera al público y se explora la idea de implementarlo como estrategia de marketing en industrias diferentes a la de la moda.

Podemos entender la publicidad como una forma de comunicación cuyos objetivos son informar, persuadir y generar recordación.
La publicidad utiliza los medios de comunicación para ofrecer información que permita a un determinado público adquirir un producto, tomar un servicio, o adoptar una idea,
y ha generado una industria propia que se ha adaptado a los diferentes ámbitos a los cuales sirve. 
Así como la industria de la moda no deja de reinventarse, la publicidad de la moda también se vale de nuevos recursos, por medio del desarrollo de nuevos géneros, como en el caso del Fashion Film y la fotografía de modelaje, y recursos técnicos que fueron posibles por el avance tecnológico y gráfico, como la edición digital y los efectos especiales. De la mano, se desarrollan nuevas formas de utilizar las técnicas ya existentes, en su persistente objetivo de llegar a sus públicos de formas cada vez más influyentes e impactantes. 

La búsqueda interminable por nuevas formas de llegar al público es una muestra de los tiempos en que nos hallamos. La publicidad crea y utiliza nuevas alternativas para difundir su mensaje con mayor implicación del individuo perteneciente a su público. Hoy día las discusiones sobre tecnología no giran tanto en torno a las cuestiones técnicas, como por las posibilidades interactivas que la tecnología permite tener con los usuarios
Según Rivera Betancur, director de la Red Iberoamericana de Investigación en Narrativas Visuales (INAV), los medios de comunicación más tradicionales comparten espacio con los más novedosos, así como los usuarios mantienen hábitos de consumo tradicionales aunque incorporan de manera abierta formas que se derivan de las nuevas maneras que han aparecido para relacionarse con la tecnología.
El consumidor recibe el mensaje a través de la televisión y el periódico, los pasacalles y volantes, pero también a través de las páginas web que revisa diariamente, las redes sociales, los blogs publicitarios, recursos hacia los cuales no es un observador pasivo, sino con los que mantiene cierto nivel de interactividad. Del mismo modo, la interactividad de los medios de comunicación interactivos permite implicar al consumidor de un modo más activo emocionalmente, al punto que las ideas transmitidas en la publicidad aportan a la creación de sus narrativas. Narrativas es aquello, según Rivera Betancur, en todo lo experiencial que es utilizado en la construcción de nuestra identidad.
Uno de los sectores que hace mayor aprovechamiento de estos medios y se desarrollan las nuevas opciones de mercadeo es el mundo de la moda. Definir la moda es difícil, según el historiador de la moda Giorgio Riello, se puede asumir la moda como una idea que se refleja en los objetos. Cabría conceptualizarla como una forma abstracta de cultura basada en elementos materiales como la vestimenta y los objetos que tienen cierto valor como símbolo de estatus o de posición social, como indicador de las actividades realizadas por la persona, (lo que simbolizan las prendas y los objetos va cambiando a lo largo de la historia) pero, más importante como elementos que aportan a la personalidad y la reflejan en el modo como nos presentamos ante los demás y que contribuyen a formar narrativas de distintos tipos.
Por ende, podemos ver que la moda es una idea o conjunto de ideas que llega de una manera muy característica a todos los sujetos de un modo particular. Y dado que la moda es incorporada por los sujetos a su vida de un modo hasta cierto punto personal e inconsciente, es necesario que el desarrollo de las estrategias publicitarias utilizadas faciliten al usuario final formar un vínculo con unas ideas determinadas a través de la vestimenta.
En el mercado de la moda, una de las estrategias a las que se están sumando grandes firmas del sector es el Fashion Film. Con la proliferación de los medios digitales, su popularización ha crecido de la mano degrandes firmas como Vogue, Elle, Zara y Prada, entre muchos otro.
El Fashion Film es una forma audiovisual con un procedimiento técnico y argumental característico (alrededor de la vestimenta) que recientemente se ha ido consolidando como un género autónomo; ha permitido durante la última década cambiar la manera como se publicita la moda, en tanto permite mostrar su mensaje sin intermediarios, casi al instante y en movimiento, a través del cine, la televisión y la difusión a través de la red, a diferencia del desfile privado del último siglo, al cual tienen acceso muy pocas personas.
 Una de sus grandes fortalezas es lo audiovisual, en la cual es capaz de aprovechar todos los avances tecnológicos, tales como grabación y edición digital de video, imagen y sonido, animación tridimentsional y por computadora y efectos especiales de vídeo que permiten tener al usuario una experiencia más implicada y más emocional, avances sin los cuales posiblemente su desarrollo hubiese sido menor. Sin embargo, el Fashion Film sigue teniendo un público exclusivo, en tanto que el suyo sigue siendo un producto de lujo, y de la publicidad de masas en la industria de la moda, se ocupa aún la publicidad clásica, basada en la fotografía. La fotografía de moda, que sí se ha consolidado como un género propiamente identificado y con una estética característica, tiene una tradición de utilización en los medios masivos de comunicación gráficos, como revistas, periódicos, catálogos, volantes, vallas publicitarias, publicidad en medios de transporte, y campañas de gran variedad, y es utilizada tanto por marcas grandes como por industrias reducidas, a niveles internacionales y locales, para públicos más extensos, dada su versatilidad. 
El Still in Motion es una técnica desarrollada por un estudio neoyorquino, S&M Agencia, que propone partir de la técnica de la fotografía y de la alta calidad gráfica, para generar un fashion film diferente a los fashion film o cortos de moda convencionales, más breve y más trabajado gráficamente, en que se priorice la inmersión que el usuario tiene dentro de la publicidad, que implique más intensamente al usuario final y de muy corta duración, y que, además, tiene potencialidades de exhibición mucho más versátiles que las fashion film convencionales.
Éstos parten del proceso creativo cinematográfico, los planos, escenas, utilería, temáticas y estilos narrativos y estética son los de un film, pero de menor duración y en cuya historia el protagonista es la vestimenta.  En el Still in Motion, se parte de una estética, técnica y narrativa totalmente fotográfica, se le imprime movimiento, y permite que el usuario se detenga por un segundo, que es suficiente para que pueda percatarse de la narrativa en la fotografía. Además, al partir de la fotografía, el proceso se hace menos complicado en tanto se dispone de mayor control sobre el movimiento y una mejor inversión en la calidad técnica del producto final, es decir, lo concerniente a la resolución y la calidad del color, calidad que tiende a ser muy alta.
Es preciso resaltar, al hablar del proceso creativo del tipo fotográfico, que los mismos creadores de la técnica sostienen que tienen influencias muy variables, entre las que se incluyen los filmes de moda tradicionales, la ciencia ficción y el manga/anime. Esta versatilidad es un punto fuerte a la hora de captar la atención del público, ya que las distintas influencias tienen la capacidad de cautivar a públicos heterogéneos con diferentes gustos.
El creador de esta técnica propone que el Still in Motion, a futuro, pueda llegar dominar el ámbito gráfico, desde las vallas publicitarias hasta la difusión en la web. Él expresa, acerca de su trabajo con Juicy Couture, que iniciaron haciendo videoclips para la web y para ipad. Sin embargo, les convencieron de que podían utilizar Still in Motions para recursos ya existentes, como las vallas publicitarias en la ciudad de Nueva York. Si bien el transeúnte no tiene el minuto de tiempo para ver un fashion film en una valla publicitaria, con un Still in Motion, él percibe que algo se mueve, lo observa, capta lo que intenta transmitir la fotografía en movimiento, y sigue con el ritmo de su vida en cuestión de segundos. “El Still in Motion captura al público por el segundo en que lo tiene que capturar y lo deja ir con la marca moviéndose en su cabeza. Es publicidad impresa en movimiento”



Es una estrategia a través de la cual, sin altas inversiones en vídeo y filmación y sin consumir en demasía los recursos atencionales del espectador, se puede lograr un impacto significativo que lleve a una recordación efectiva de marca. El autor dice que este tipo de publicidad se puede adaptar a bus shelters y vallas, no obstante, podríamos vislumbrar la adaptación a las herramientas gráficas que ya hay actualmente. 
Por ejemplo, en la ciudad de Medellín, además de vallas publicitarias, observamos que existen piezas gráficas de gran tamaño en las paradas de los buses, piezas semi-holográficas en ascensores (caso del Centro Empresarial Monterrey) con contenidos gráficos que aparecen y desaparecen. La aplicación del Still in motion en estos recursos con que contamos puede, por lo menos inicialmente, sorprender al espectador que no está habituado a este  tipo de publicidad, lo que podría tener un impacto inicial muy efectivo.
En el caso de la web, nos encontramos con un ámbito altamente permeado por lo audiovisual, en el que los procesos de difusión son rápidos y dinámicos, aunque inestables, y lo que se difunde está ligado a cierta impredictibilidad
Además, tiene una ventaja ante la televisión y el cine y es la cultura de gratuidad. El usuario está habituado a compartir el material audiovisual que posee y consumirlo a partir de otros que lo comparten, de modo gratuito. Por otro lado, el usuario elige lo que quiere ver y en qué momento, por lo que percibe activamente el contenido disponible, a diferencia de en la televisión. Los Still in Motion de S&M Agencia se han logrado difundir, además de las campañas gráficas de sus clientes, a través de Nowness, que es una de las vitrinas de moda online más provechosas. Medios como éste permiten la difusión online de Still in Motions, mas no es el único espacio en la web en la cual puede alcanzar al público. Redes sociales como Facebook y Twitter y plataformas audiovisuales como Youtube o Vimeo, permiten el acceso a la pieza publicitaria, y la oportunidad de compartirlo. Prácticamente estamos hablando de que cada Still in Motion difundido en la web, tiene la oportunidad de llegar a una gran cantidad de público, compartido de persona a persona, más esta cantidad es poco predecible y controlada.
Para puntualizar, tenemos que el Still in Motion es una técnica que toma elementos creativos y técnios de la fotografía y del fashion film para crear una pieza gráfica móvil, que cautiva al espectador fuertemente y en poco tiempo. Tiene influencias de diversos géneros y puede utilizarse en recursos gráficos ya existentes, además de que puede aprovechar la versatilidad de que dispondría gracias a la web. La flexibilidad de este método de hacer publicidad permite no sólo que la moda aproveche el Still in Motion, sino industrias que hoy también se enfocan en transmitir el contenido intangible de una marca y que, al igual que la moda, aportan elementos narrativos a la constitución individual. Una de las industrias que puede tomar ventaja es, por ejemplo, la telefonía celular.
1 FERNANDEZ VALINAS, Ricardo. URDIAN, Rodolfo. Publicidad: Un enfoque Latinoamericano. Ed. Thomson. 2004. Pp 2 – 6
2 EGUIZABAL, Raúl. Teoría de la Publicidad. Ed. Cátedra. Madird 2007 Pp. 27
3 RIVERA-BETANCUR, Jerónimo. Usos y Discursos Audiovisuales. Palabra Clave, vol 12, núm 2, 2009. Pp 191 – 192.
4 Ibid.
5 RIELLO, Giorgio. The Object of Fashion: Methodological Approaches to the history of fashion. Journal of Aesthetics & Culture. Vol 3. 2011.
6 FASHION THEORY, 100 Years of the Fashion Film: Framewors and Histories. Fashion Theory: The Journal of Dress, Body & Culture. Vol 17, Num 2. 2013. Pp. 137 – 157.
7 MAÑANA, Carmen. La Película de Vender Ropa. Diario el País. Marzo de 2013. http://cultura.elpais.com/cultura/2013/03/20/actualidad/1363810841_270958.html
8 Revista Exclama: Un Estudio que desafió las normas del éxito. http://www.revistaexclama.com/un-estudio-fotografico-que-desafio-las-normas-del-exito1/
9 Ibid.
10 Ibid.
11 BENZAL, Miguel Á. Industria Audiovisual y Mercados Digitales. Ícade: Revista Cuatrimensual de las Facultades de Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales. N. 78. 2009. Pp. 39 – 56