Archivo de la categoría: edición

DOS ELEMENTOS, MULTIPLES METODOS, UNA FINALIDAD: LA FOTOGRAFIA

DOS ELEMENTOS, MULTIPLES METODOS, UNA FINALIDAD: LA FOTOGRAFIA

Autora: Paulina Bohorquez Uribe

“No pasa nada mientras estás sentado en casa. Siempre que puedo me gusta llevar una cámara conmigo a todos los lados. Así puedo disparar a lo que me interesa en el momento preciso.”  Autor: Elliot Erwitt (París 1928 – … ,es un fotógrafo Francés, trabajó para los más importantes medios de prensa. Su calidad artística y su gran impacto comunicacional lo han situado en un lugar de privilegio entre los fotógrafos del siglo XX).

Es apresurado afirmar ahora que alguno de los Smartphone existentes, ya sean de la marca Apple con el I-phone o cualquier celular Android, puedan desplazar una cámara digital corriente, mucho menos una semi o una profesional. Estos dispositivos aun están en evolución y no obstante, así cuenten con una mejor resolución con respecto a modelos anteriores y tengan en su mayoría flash incorporado (como: Iphone, Nokia lumia, Sony Ericsson Xpiria y muchos otros), todavía carecen de propiedades, noblezas y funcionalidades que ofrecen las cámaras digitales (equilibrio, tonalidad, sobreexposición, ajustes, automático,  ráfaga y otras posibilidades que ofrece la cámara digital más sencilla). Mucho menos puede afirmarse que simplemente porque un aplicativo ofrece ciertos efectos preestablecidos y la posibilidad de jugar con la tonalidad, brillo y saturación asemejando una cámara digital o algún programa de edición puedan desplazar estos equipos y programas haciendo referencia a photoshop, Ligthroom, etc. Mucho más avanzados y complejos.

http://www.youtube.com/watch?v=Kz90GtMxJC4 (este encale nos muestra uno de los últimos inventos NOKIA, donde ha sacado un Smartphone con una cámara de 41 megapixeles, muy superior a cualquier otra).
Pero dejando a un lado las consideraciones sobre estos dos elementos que sin importar si uno es mejor que otro, nos llevan a un fin único: La imagen. La toma de una imagen a través de una cámara digital o de un celular, a pesar de que sean dos objetos diferentes funcionan para este caso de la misma manera: estas en vez de captar y almacenar  fotografías en películas química como las cámaras fotográficas de película fotográfica, aprovecha el proceso de la fotografía digital para generar y almacenar imágenes dentro de una tarjeta de memoria limitada.
Las cámaras digitales como la cámara integrada a los celulares funcionan por el mismo proceso, cabe entonces esclarecer que aunque tengan un fin similar y un funcionamiento básico semejante una no puede suplir la función de la otra, es decir, no es posible lograr una fotografía de la calidad necesaria que requiera una imagen que ha de ser publicada en una revista, mucho menos en una valla o cartel publicitario, la resolución no sería la indicada y la pieza lograda seria malograda. Pero alejándonos un poco de bondades y debilidades ahondemos en similitudes, existen tres métodos de realización de toma y tanto las cámaras de los Smartphone como la de las cámaras compactas funcionan de tres métodos diferentes, veamos:
El primer método se denomina de disparo único, en referencia al número de veces que el sensor de la cámara fotográfica se expone a la luz que pasa a través de la lente. Los sistemas de disparo único utilizan un CCD (Un charge-coupled device, en español «dispositivo de carga acoplada»,  es el sensor con diminutas células fotoeléctricas que registran la imagen. Desde allí la imagen es procesada por la cámara y registrada en la tarjeta de memoria) con un filtro de Bayer (es un tipo de matriz de filtros, rojos verdes y azules, que se sitúa sobre un sensor digital de imagen (CCD o APS) para hacer llegar a cada fotodiodo la información de luminosidad correspondiente a una sección de los distintos colores primarios.), o tres sensores de imagen independientes (uno para cada uno de los colores primarios aditivos: rojo, verde, y azul) que se exponen a la misma imagen mediante un sistema óptico de separación de imagen.

El segundo método se denomina de multidisparo, porque el sensor se expone a la imagen en una secuencia de tres o más aperturas del obturador de la lente.
El tercer método se llama exploración porque el sensor se mueve a través del plano focal como el sensor de un explorador (scanner) de escritorio. Sus sensores lineares o tri-lineares utilizan solamente una sola línea de foto sensores, o tres líneas para los tres colores.
Informacion adquirida de: http://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A1mara_digital

Bueno y si trabajan bajo los mismo parámetros ¿por que se habla de que una es mejor que la otra? En conclusión, no digamos que una sea mejor o peor, solo que aunque comparten finalidad la viabilidad de las tomas que permite una con respecto a la otra es diferente, para una cámara digital compacta o profesional es capaz de tomar fotografías que han de ser destinadas para publicaciones, revistas, libros, vallas, carteles, posters, eucoles y demás elementos de diseño gráfico  industrial o intervención arquigrafica mientras que las fotografías que permite la cámara de un Smartphone son de carácter personal, no profesional y de cierto modo amateur (principiante) ya que su finalidad no es ser publicada sino guardado por el usuario o compartida en sus redes sociales o publicada en alguna plataforma digital. Y todo esto para estar definido por medio de una sola palabra: La Resolución, La resolución de una imagen indica cuánto detalle puede observarse en esta. El término es comúnmente utilizado en relación a imágenes de fotografía digital, pero también se utiliza para describir cuán nítida (como antónimo de granular) es una imagen de fotografía convencional (o fotografía). Tener mayor resolución se traduce en obtener una imagen con más detalle o calidad visual.

SMARTPHONE, EL ALBUM DE MI CABEZA.

Smartphone, el álbum de mi cabeza

Autor: Paulina Bohorquez Uribe.

Capturar el momento; no conozco individuo alguno  con el que haya hablado que no desee recordar, guardar para sí, cada instante significativo de su vida. Las personas tendemos a guardad infinidad de recuerdos en nuestra memoria, malos y buenos, como un álbum que se va llenando con el día a día, cada experiencia, cada aprendizaje queda grabado en nuestras mentes y esta los evoca de vez en cuando, algunos constantemente, unos están borrosos,  otros simplemente los desecha (delete). Viéndolo de esta forma, podríamos decir que los seres humanos trabajamos como una especie de cámara fotográfica que va albergando en su memoria interna las imágenes o fotografías, por así decirlo, de toda una existencia. De ahí la tendencia o pasión que tiene la mayoría de las personas, por no decir que todas y generalizar,  de tomar fotografías, sea por hobbie, amateur o profesionales, estas son apoyo visual y emotivo que llevan con sigo implícito un instante inmemorable.


La fotografía desde siempre ha maravillado a las personas, el hecho de poder capturar u hacer eterno un instante, un momento, evento o acción es una idea que realmente no deja de sorprendernos, sea que esté revelada en un rollo y/o papel fotográfico, recreada visualmente desde la pantalla de cualquier aparato digital o desde cualquier otro soporte o sustrato, nos permite contemplar desde otra perspectiva cada acontecimiento. Pero, ¿qué es de una foto sin el instrumento u artefacto que permita su realización?, es simplemente una idea latente en el aire.


La primera cámara fotográfica nace en el año 1826 por los hermanos  Charles y Jacques Louis Vicent Chevalier en París. Aunque realmente esta es la primera predecesora de la cámara oscura la cual es mucho anterior. A partir de ahí la cámara fotográfica ha tenido una rápida y creciente evolución; ha sido un invento tan bueno y bien acogido que no solo se encuentran análogas o digitales, enfocadas simplemente a retratar o capturar momentos como ya lo hemos mencionado anteriormente, sino también en las últimas décadas han sido incrustadas y adaptadas a otros aparatos tecnológicos como: computadores, celulares, tablets, etc.  Cabe agregar que con la fotografía y las cámaras fotografías nacieron corrientes artísticas y incluso ahora ser fotógrafo es considerada una profesión, que con los años se ha vuelto muy rentable (cosa que no se pensaba 25 años atrás). 

De la fotografía nace el retoque, la edición, el cómo hacer que esa captura por medio de la alteración del color, brillo, saturación, distorsión  ayude a realzar conceptos y apoyar sentimientos que transmite y deseamos transmitir con la imagen. Y con la evolución de la cámara y la tecnología nacen un sin número de aplicaciones que nos ayudan a lograr efectos o acabados en nuestras tomas. 


Es entonces mi interés y finalmente mi enfoque, concentrarme en tiempos actuales, donde el “Boom” de la fotografía está en su apogeo y fotografiarlo literalmente todo hace parte del día a día, del álbum que llenamos ya no solo en nuestras cabezas sino en la memoria de nuestro Smartphone, así como lo ven, quien iba a pensar algún día que al incrustar una pequeña cámara en el celular esto iba a tener una evolución tan grande y una acogida tan fuerte por parte de los usuarios que en la actualidad, pueda decirse, hay cámaras de Smartphone que no tienen nada que envidiarle a una cámara digital en resolución, calidad, etc. Por otro lado son mas practicas, más cómodas, más portables, fáciles de llevar y como hacen parte de nuestro celular nos asegura mayor posibilidad de llevarla siempre con nosotros para poder capturar TODO lo que deseemos conservar de cada día. No siendo esto suficiente, se han creado aplicaciones para editar las fotografías y lograr por medio de esta interfaz (celular) acabados que logren reforzar esos conceptos y sentimientos que queremos realzar en la imagen y como un pluss o añadidura, se puede compartir con personas que tengan cuenta de la aplicación, como lo que es instagram, o compartirla por medio de redes sociales como Facebook, Twitter, Flickr, etc. Mira hasta donde hemos llegado, ¿Estaremos entonces, cerca al fin de las cámaras digitales corrientes?