Un intento prospectivo del futuro de los objetos inteligentes.

Por: María Guadalupe Vanegas

La internet de las cosas, tal y como mencionamos anteriormente, es la conectividad de los objetos para intercambiar información con las personas y los diseños creando así un ecosistema de información alrededor de la comunidad.

Esta ubicuidad trae consigo algunos inconvenientes éticos que se conectan con el internet actual, pérdida de confianza, violaciones de privacidad, derechos de autor, suplantación de identidad, controles de acceso y libertad de expresión.

Antes de poder expresar lo que esta tecnología emergente trae consigo en lo ético es necesario conocer sus características y donde están las delgadas líneas que se pueden transgredir.

La inmersión en la tecnología, cualquier persona estará rodeada de objetos inteligentes incluso sin darse cuenta, trasmisión de información de su entorno en tiempo real.

La miniaturización e invisibilidad, las computadoras como las conocemos desaparecerán y los sistemas serán ubicuos, trayendo consigo nuevas experiencias de usuario.

La ambigüedad, existirá en los objetos naturales, los inteligentes y los seres humanos.

La identificación, estaremos en una red real donde todo tendrá ID’S, todo podrá ser relacionado directamente con su entorno.

Comunicación, constante transferencia de datos entre los objetos y las personas.

Inteligencias embebidas, estos serán los Smart Objects, capaces de interrelacionar la información de su entorno

Estas características técnicas deben ser evaluadas en las áreas donde puedan tener más relevancia; Justicia Social, Confianza y autonomía

La justicia social está basada en la igualdad y es aquí donde no será posible controlar las conexiones y los traslados de información, las personas estarán sometidas a un entorno del que muchas veces no tendrán conocimiento, estos datos podrán ser accedidos por pocas personas e instituciones por lo que no habrá igualdad de condiciones.

Desde mi pespectiva, la confianza o el abuso de privacidad empiezan a ser violadas cuando la interconexión de lo público y lo privado se unen, las personas ya no sabrán que información exponer y estarán atrapadas en una ola de al azar, un ejemplo puntual para este problema está en Holanda, primer país en instalar un equipo de medición de consumos energéticos en cada hogar, esto permitió a las empresas conocer fallas en la red y  hacer más eficiente el suministro de energía. Cuando esta propuesta tomo fuerza para ir a Alemania había incertidumbre en la privacidad se encontró que se estaba violando su privacidad, al conocerse que estos equipos podrían transmitir información de la vivienda cada 7 segundos, esto permitiría con un poco más de información conocer todos los comportamientos de la familia al interior de la vivienda.

La autonomía: consentimiento informado vs información desbordada

Este caso se explica de la forma en que tenemos consentimiento para algunas cosas que requieren nuestra información, por ejemplo los servicios básicos de luz y agua, cuando nuestro entorno este rodeado de toda nuestra información será desbordada, pasaremos de dar unos consentimientos a tener expuestos toda la información de nuestros consumos, costumbres y situaciones.

http://ec.europa.eu/transparency/regexpert/index.cfm?do=groupDetail.groupDetailDoc&id=7607&no=4

http://neutralmagazine.com/article/on-human-beings-and-being-human-ethics-and-the-internet-of-things/

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: