Inmersión en las culturas propias




Inmersión en entornos digitales: post tema libre


Autor: Natalia Andrea Cortés Ramírez


Chimamanda Adiche, realizó una conferencia sobre “El peligro de una sola historia” en ella, expone un relato personal para sensibilizar acerca de la descontextualización y el mal concepto que existe y trasciende de generación en generación acerca de su cultura africana, la ignorancia y la mala terminología que tienen ante esta población vulnerada; esto se debe al poco conocimiento que se tiene de este lugar y que las personas solo conocen una parte de la historia, la que nos han mostrado y enseñado, acerca de un continente donde “son incapaces de hablar por si mismos”, donde hay catástrofes, hambre, sida y miedo. Muchas cosas que han pasado en la vida de la autora inspiran esta conferencia, como una reflexión para ver más allá de lo que nos muestra la literatura, explorar culturas y países, para hablar con argumentos de lo que pensamos; deberíamos aprender a conocer a las personas y las cosas en general antes de juzgarlas, darnos cuenta de que cada uno trae consigo una historia y un mundo, no solo creer en la idea que nos vende la literatura y los comentarios de la gente, es importante ir más allá de las cosas, porque hacen que nos instruyamos acerca de lo que verdaderamente pasa y lo que es certero; todo tiene un proceso de construcción y estructuración.
En general, la escritora se enfoca en la influencia que la literatura genera en cuanto a la perspectiva que tienen las personas de lugares que no conocen, pero que son contados a través de libros e historias, lo que culturalmente se transmite entre enseñanzas, libros y cuentos. Al hablar de lugares que no conocemos, con ideas erróneas de nuestra sociedad, llegamos a conclusiones que no sustentamos correctamente; por esta razón, la autora nos hace entender, que no podemos concluir acerca de algo que no hemos investigado y que no conocemos bien, porque para hablar de algo debemos tener un conocimiento previo. Las historias sin conocimiento de causa crean estereotipos, y el problema de esto, es que cuentan  una parte incompleta de la realidad, la parte mala, de catástrofe, sin darnos cuenta que siempre hay muchas cosas más allá de las que conocemos. Si se insiste en lo negativo, caemos en el error de omitir muchas versiones y cosas positivas que influyen en la vida de la autora y de muchos ciudadanos africanos que los forman como personas, por ejemplo, el estilo de vida familiar, su música, el idioma, su cultura, sus hogares y las cosas que utilizan a diario. Lastimosamente, las cosas malas siempre se recuerdan y se extienden por el tiempo, los lugares y las personas; pero las cosas buenas difícilmente llegan a ser conocidas, lo malo siempre será noticia y lo bueno difícilmente será reconocido por el mundo.
En lo personal creo que a todos los seres humanos nos hace falta las ganas de conocer nuestra historia, apropiarnos por cultura general, de investigar más a fondo sobre las diversas situaciones, valga la redundancia “culturas” y países que no conocemos, descubrir nuevos horizontes y compartir el propio, falta curiosidad por querer descubrir el mundo que nos rodea; deberíamos dar un paso más, ir más allá e interesarnos por conocer más de una historia. Los medio de comunicación, la red de internet y el constante uso de nuevas tecnologías, son un factor que actualmente mueve masas por medio de las redes sociales y páginas web, se ha creado entonces un nuevo nivel de conexión entre todas las personas del mundo, ahora las moda y las tendencias son globales, no solo regionales, las cosas ya no llegan tan tarde como antes, las culturas se están relacionando y gracias a esto se merma un poco la ignorancia y la inmersión cultural como problema de la creación de “historias únicas” definidas por el poder y la estructura social.
Por otra parte, asuntos como el de México, un país que realmente la autora no conocía, sabia de él por libros, y al llegar este maravilloso lugar, descubre que es un país con diversidad cultural, que tiene tradiciones, danzas, música y comida muy variada y singular; pasa esto también con Colombia, un país vendido como guerrilleros, narcotraficantes y prepagos, significa entonces que todo esto, es solo una parte de la historia que los extranjeros conocen, que han vendido los medios de comunicación, pero que  en realidad muchos no se atreven a conocer. Colombia es un país rico en biodiversidad, variedad de comida típica, excelentes paisajes, que cuenta con amplias costas en el océano pacifico y el océano Atlántico, y que actualmente esta evolucionando con ciudades como Medellín por ser innovadoras, etc.; a lo que quiero llegar con esto, es que muchos no conocerían si no se atrevieran a buscar un país con más historias que no sean las negativas, para sacar lo positivo de este y de los demás, que tal vez, si nos atreviéramos a contar más y mejores historias, mejoraríamos un concepto vendido por los medios, y en este caso por la literatura de la historia mundial. Contar al mundo que Colombia es un país con pasión, debería motivar para contar que a pesar de que todos los países, por ejemplo, México y tal ves Estados Unidos, tienen altibajos y problemas, pero que eso no lo hace menos bueno o interesante, eso no quita lo pujante que somos, un país rico y talentoso, un país para invertir y quedarse.
A veces, es más importante no pasar por alto diversas fuentes de información, y el hecho de que la sociedad deba estar mejor informada cada día, actualizada tecnológicamente, instruida con libros, pero no con uno, con muchos, para evitar “el peligro de una sola historia” y la inmersión de culturas propias como problema a estas historias definitivas que crea la sociedad, se concluye que cada cultura y cada vida trae consigo muchas historias que no deberíamos limitar a una sola, abrir nuestra mente a conocer, es importante para crear identidad. Ésta es una conferencia que busca ir más allá de divertir, de contar, de conmover y de simplemente informar, éste relato busca sensibilizar, motivar la investigación, hacer pensar y debatir. Nos enseña que no solo es importante escuchar y conocer historias, es importante conocer la gente, la cultura, escribir e investigar acerca de ella. Entender las historias que leemos desde todos los puntos de vista, para tener conclusiones basadas en la experiencia y en los hechos vividos, que es muy diferente a cuando escuchamos y sacamos conclusiones por las experiencias de los demás. 
Referencias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: