La ciencia y la vida cotidiana: La ontología de las explicaciones científicas

Humberto R. Maturana
Antes de empezar es importante aclarar que Maturana define el concepto “ciencia” no como una simple aplicación de un método científico y un estudio en alguna materia; se refiere más a la necesidad de explicar lo que nos rodea, y a los científicos los define como apasionados por la explicación; lo que nos hace ver sus escritos desde una nueva perspectiva de cómo aceptamos como válido un concepto según diversos factores como la comunicación, el lenguaje, la observación, las acciones y emociones.
Según Humberto Maturana, la ciencia es una actividad humana, por eso esta ciencia sólo tiene validez dentro del contexto de la coexistencia humana en la que surge. Es más como una explicación del comportamiento humano en relación a su contexto.
Pero todo esto no se da por sí solo, viene desde mucho antes, desde el momento en que un “criterio de validez” empieza a forjarse cuando la persona que está dando la explicación científica tiene una especie de respaldo, dado por sus ámbitos de experiencia, emociones y lenguajes previamente aceptados como validos dentro del lenguaje comunicacional y la praxis de vida de los sistemas vivos.
El autor nos da a entender que los científicos son unos observadores muy minuciosos que están la mayor parte del tiempo observando, pero a diferencia del común de la gente ellos realizan las observaciones más minuciosas y profundas para que así no hayan baches o cuestionamientos de su observación o investigación.
Habla también de la conversación como un lenguaje que cambia según nuestras emociones y según nuestros estados de ánimo. Si estamos felices, tristes o enojados; nuestro lenguaje se verá reflejado en un diálogo con las otras personas y así podemos deducir según ello (lenguaje corporal) si la persona está triste, contenta, desesperada o angustiada.
Pero Maturana no es el único que trata este tipo de temas. Karl Popper (1902-1994) un filósofo austríaco, también trataba este tipo de temas. Él se refiere al conocimiento científico como el tipo de conocimiento mejor y más importante que tenemos, aunque él está lejos de considerarlo el único.
Para él, todas las teorías son hipótesis, pueden ser rechazadas en cualquier momento al ser contrastadas con la realidad, pero así mismo, pueden ser validadas después de haber sido refutadas. Contrario a Maturana, él dice que el conocimiento científico se logra solamente mediante la aplicación de los pasos del método científico para solucionar los problemas de investigación, es decir, él se inclina más por la experimentación, que por un “criterio de validez” por conocimientos consensuados previamente.
Gracias a Popper, el mundo está constantemente en evolución de pensamiento y en búsqueda de la verdad mediante nuevos y diferentes sistemas de obtención del conocimiento.
Para Maturana, la explicación científica es un argumento lo suficientemente claro como para que las demás personas se sientan conformes y así ese argumento pase a ser válido siempre y cuando estén apoyados de un buen argumento basado en el ámbito de experiencias de quien está dando la explicación y así no sea cuestionado. No es solo decir o afirmar algo, si no que es necesario que detrás de ello hayan unos criterios sólidos y aceptados como válidos frente al lenguaje comunicacional.
Así como existen Maturana y Popper, han existido, o existen, muchos otros filósofos e investigadores que se preocupan por dar cada vez una mejor explicación de lo que quiere decir el conocimiento científico aplicado a la vida cotidiana, es el ejemplo de Thomas Kuhn (1922-1996).
Kuhn consideró que el estudio histórico es importante en el proceso de entender cómo se han desarrollado las teorías científicas y para saber a ciencia cierta por qué en algunos momentos unas teorías han sido aceptadas más rápido que otras.
Decía que: “Las teorías descartadas no dejan de ser científicas por más disparatadas que parezcan en la actualidad; en su tiempo y con el conocimiento y opiniones de su tiempo son sumamente lógicas”
Básicamente su teoría define que la validez o falsedad de las teorías científicas es completamente relativa al tiempo y el contexto en el que éstas se desarrollen, que aunque una teoría actualmente considerada como falsa, en su momento fue verdadera y satisfizo la necesidad de saber de las personas en ese momento histórico y no era necesario dar más explicaciones.
«No se comparan las opiniones de Galileo con las actuales si no con las de sus contemporáneos»
Como pudimos ver, hay muchas explicaciones de lo que entendemos como conocimiento científico, y hay varias personas interesadas en llegar a una explicación satisfactoria y valedera, pero siempre habrá nuevas teorías que reafirmen o refuten estas mismas. Pero todos tienen un punto en común; la necesidad de explicar nuestro entorno para satisfacer nuestra curiosidad que cada vez va más allá y siempre busca entender más de lo que los otros han entendido.



Para más información sobre los autores mencionados, click en los siguientes enlaces.


Anuncios

2 pensamientos en “La ciencia y la vida cotidiana: La ontología de las explicaciones científicas

  1. Lis Turizo dice:

    Laura Santamaría y Liseth Turizo dice:En su texto, se habla de cómo la validez de una hipótesis puede cambiar a través del tiempo según la historia y el contexto. En la actualidad y seguramente en otras épocas de la historia, existen personas que por experiencias o conocimientos empíricos ponen en duda el conocimiento científico. ¿Cómo puede hablarse de veracidad o de ciencia, si el mismo Maturana habla de el cambio de la verdad? ¿Cómo se construye conocimiento cuando todo puede ponerse en duda en el tiempo?

  2. El conocimiento nunca va a ser completo, solo habrán desarrollos en éste, y es verdad que en su contexto, una hipótesis puede convertirse en cierta o falsa, debido al conocimiento y la tecnología del momento. En épocas pasadas era muy difícil hablar por ejemplo de genética avanzada y del ADN como lo conocemos ahora, lo que podían hacer, era especular, basándose en el poco conocimiento que lograban obtener con los métodos de los que se disponía. Actualmente hay muchas más herramientas que lograron llegar más allá, y cada vez tenemos una respuesta más cercana a la realidad, pero muy probablemente en el futuro haya nuevos descubrimientos y nuevas herramientas que posiblemente refuten alguna de nuestras teorías o las reafirmen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: